El Palacio de Bellas Artes

El Palacio de Bellas Artes, antiguo Teatro Nacional, se encuentra ubicado en el centro histórico de la Ciudad de México. Constituye el espacio cultural de promoción de las artes más importante del país por toda la actividad  museística, artística  y musical que alberga en sus diferentes espacios.
Tabla de Contenidos

Es un edificio majestuoso, ícono cultural y arquitectónico de la ciudad capital, que acoge en su seno diferentes expresiones artísticas. Fue declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1987 por la UNESCO. Alberga diversas instituciones y compañías como el Museo Nacional de Arquitectura, Museo Palacio de Bellas Artes, Compañía Nacional de Ópera, Compañía Nacional de Danza, Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández. Conoce en las siguientes líneas el teatro y sala de espectáculos más famoso de México donde han tenido lugar los más importantes actos políticos, musicales y culturales del país.  

Historia

Al hablar del Palacio de Bellas Artes y su historia, es menester vincularlo al antiguo Teatro Nacional que data de mediados del Siglo XIX. Éste se constituía en el espacio más importante de México para la promoción de la cultura y de las artes. Llegado el Siglo XX se suscitó la necesidad de acometer proyectos de embellecimiento de la ciudad y sobre todo de su centro histórico. La Ciudad de México ameritaba una ampliación de sus espacios para la oferta cultural, remozar o restaurar los antiguos y a la vez incorporar estructuras que le dieran un aire de modernidad.

En un principio se consideró renovar el Teatro Nacional para darle a la ciudad un auditorio de mayor amplitud y acorde a los nuevos tiempos, sin embargo se decidió demolerlo y emprender la construcción de uno nuevo a pesar de que se iniciaron estos trabajos. El nuevo Teatro Nacional, llamado luego Palacio de las Bellas Artes, se ubicaría al lado de la Alameda Central, en el predio del antiguo Convento de Santa Isabel cerrado en 1861 después de estudios minuciosos para elegir su mejor ubicación. Su construcción estuvo supeditada a acontecimientos históricos importantes ya que los trabajos se iniciaron en 1904 bajo el régimen de Porfirio Díaz y se estimaba concluir en cuatro años. Problemas presupuestarios lo retrasan hasta que estalla la Revolución Mexicana en 1910.

Tras los problemas políticos y la recesión económica, su arquitecto el italiano Adamo Boari decide regresar a su país dejando la fachada y la parte exterior terminada más no así la cúpula. Después de un período de inactividad en su construcción, se retoman los trabajos en 1930. Se puede constatar que antes de la fecha sus espacios se usaban para eventos importantes de la ciudad ya que existía un gran interés para que la capital tuviera su teatro terminado. El arquitecto Federico E. Mariscal estuvo al frente del proyecto de culminación bajo la presidencia de Pascual Ortiz Rubio siendo 1932 el año en que se acometen los trabajos con la orden de concebir un espacio multifuncional.

La fuerte inversión que ameritaba y la obligación de culminar impone que se decrete como institución artística de utilidad pública y de carácter social, donde funcionarían varios museos. Se asumió el cambio de nombre, de Teatro Nacional a Palacio de Bellas Artes y fue concluido para marzo de 1934. El 29 de septiembre de ese año se inaugura formalmente bajo la presidencia de Abelardo L. Rodríguez, con la presentación de la obra de teatro de Juan Ruiz de Alarcón La verdad sospechosa en función de gala.  Desde 1993 hasta el 2010 se cumplieron labores de construcción del estacionamiento subterráneo y restauración en el área de la platea, tramoya, plataforma, escenario, foso, acústica, salas de exhibición de los museos  y las cúpulas. 

Su Arquitectura

El estilo arquitectónico del Palacio de las Bellas Artes en su fachada exterior es neoclásico y el interior responde al Art Nouveau, un estilo muy en boga para la época en Estados Unidos y Europa. Los materiales predominantes para la estructura fueron el concreto y el acero con revestimiento en mármol. La escultura de bronce que engalana la cúpula es del artista húngaro Géza Maróti. Son cuatro mujeres que representan los cuatro géneros teatrales: el drama, el drama lírico, la tragedia y la comedia, coronadas con un águila devorando a una serpiente, simbología nacional perteneciente a la cosmogonía maya méxica.

En este mismo estilo se incorporan imágenes en herrería del dios Chaac y Tlaloc en el interior, dioses de la lluvia en ambas culturas respectivamente así como un guerrero jaguar y un guerrero águila sobre los arcos de las puertas laterales. El arquitecto Mariscal al retomar los trabajos decide cambiar el proyecto original de Boari y sustituye la ornamentación inicial por el estilo art déco

Las esculturas en mármol que adornan la fachada del recinto fueron encargadas por el arquitecto responsable a los artistas Leonardo Bistolfi y André-Joseph Allar. La construcción del Palacio sobre suelo arcilloso ha originado el hundimiento de sus bases y puede observarse ese desplazamiento al compararlo con el borde de la calle. 

La Actividad Museística en el Palacio de Bellas Artes.

El Palacio de Bellas Artes fue concebido como una institución patrimonial regente del arte y de la cultura. En su seno acoge varias expresiones artísticas siendo una de ellas la actividad museística. El 29 de noviembre de 1934 abrió sus puertas el Museo de Artes Plásticas considerado el más importante de México. Para ese momento tiene dentro de sus colecciones pinturas del siglo XVI, arte popular, pintura mural de ese año realizada por los artistas Diego Rivera y José Clemente Orozco, una sala de escultura mesoamericana y una sala de estampa mexicana.

Cambia su denominación en dos oportunidades. La primera, con la construcción del Palacio de Bellas Artes se crea el Instituto Nacional de Bellas Artes y cambia su nombre a Museo Nacional de Artes Plásticas en 1947 gracias al museógrafo y promotor Fernando Gamboa, junto a los pintores Julio Castellano y Julio Prieto quienes modificaron el proyecto y ampliaron la visión del arte mexicano con un ambicioso programa educativo y un plan de publicaciones que promovía el arte nacional. 

Luego, desde 1968 se le llama Museo del Palacio de Bellas Artes y con él nace y se dinamiza el sistema de museos de arte en México. Dentro de sus colecciones más preciadas, están las obras que representan al famoso movimiento del muralismo mexicano. Son 17 los murales que integran esta colección realizados por Diego Rivera, José Clemente Orozco, David Alfaro Siqueiros, Rufino Tamayo, Jorge González Camarena, Manuel Rodríguez Lozano y Roberto Montenegro. El mural más antiguo data de 1928 de Roberto Montenegro llamado “Alegoría del Viento” y trasladado al Museo en 1965. Podemos nombrar los murales que destacan como “El hombre controlador del universo” de 1934 de Diego Rivera.

Dicho mural fue encargado al pintor para el Centro Rockefeller de Nueva York pero fue vituperado y desmontado porque en la pieza se integraba un retrato del líder comunista soviético Lenín. También se encuentra un díptico o dos murales integrados en un tema: “Tormento de Cuauhtémoc” y “Apoteosis de Cuauhtémoc”, de 1950-1951, de David Alfaro Siqueiros; “Katharsis” de José Clemente Orozco, de 1934-1935; y “Nacimiento de Nuestra Nacionalidad”, 1952, de Rufino Tamayo. Estas piezas son algunas de las que integran esta colección famosa de reconocidos muralistas mexicanos y que forman parte del patrimonio cultural de la humanidad. También se organizan exposiciones  itinerantes de arte clásico y contemporáneo de artistas mexicanos y extranjeros.

El Palacio de Bellas Artes también acoge en su seno otros museos como el Museo Nacional de Arquitectura, inaugurado en 1984 en el piso cuatro y que a través de la exhibición de colecciones permanentes o itinerantes, promueve el patrimonio arquitectónico mexicano. Entre los arquitectos más renombrados expuestos en el museo se encuentran Jaime Ortiz Monasterio, Adamo Boari  y Carlos Mijares Bracho.

Sala Principal para espectáculos y otra más.

Dentro del Palacio de Bellas Artes también cuenta con hermosos espacios para la difusión y promoción cultural y artística. La Sala Principal es un escenario que acoge las temporadas de presentaciones de la Orquesta Sinfónica Nacional, la Compañía Nacional de Ópera, la Compañía Nacional de Teatro y La Compañía Nacional de Danza. Su aforo tiene capacidad para 1.677 personas y un escenario con 24 metros de longitud.

Fue provisto por un espectacular telón antifuego encargado a la casa Tiffany en Nueva York, único en el mundo encontrado en teatro de ópera alguno y armado como un rompecabezas de un millón de piezas de cristal opalescente que retrata al valle de México y los  volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl. Su techo es adornado por una hermosa lámpara diseñada por el artista húngaro Gezza Maroti teniendo como motivo a Apolo rodeado por las musas del arte.

La Sala Principal ha albergado espectáculos memorables de variados géneros. Recordadas son las presentaciones de la temporada de Ópera con una regia María Callas cantando en la Ópera AídaNorma y Rigoletto. También se han presentado grandes orquestas sinfónicas del mundo y variados géneros musicales como jazz, música popular además del Ballet y danza tradicional.  Esta sala también ha servido para la realización de las exequias y velatorios de cuerpo presente de grandes personalidades mexicanas y extranjeras que contribuyeron al arte y a la cultura en México.

Otra sala, segunda en importancia, es la Sala Manuel M. Ponce, en reconocimiento a éste ilustre músico mexicano. Ubicada en el primer piso ofrece actividades  literarias, musicales, operísticas y exposiciones por enumerar algunas. Igualmente el palacio cuenta con la Sala Adamo Boari, auditorio donde se realizan conferencias, exposiciones y presentaciones editoriales, ubicada debajo del vestíbulo de la Sala Principal.  

El Palacio de Bellas Artes sigue siendo el espacio más importante que tiene México para la formación, difusión y promoción del arte, la cultura y espectáculos. Es el escenario natural para grandes acontecimientos políticos y sociales. En los últimos años ha estado ligado a ciertas controversias. Se ha denunciado la alteración del estilo art deco de su Sala Principal incorporando características modernas que rompen con el diseño original y que atentan según las normas de restauración de teatros antiguos de la UNESCO. No queda más que apostar por las restauraciones venideras para integrar o suavizar las adopciones al nuevo estilo, que den como resultado una ornamentación ecléctica y felizmente integrada para el disfrute de los mexicanos. 

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email
Share on whatsapp
Share on pinterest

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas publicaciones

El Nopal, planta legendaria teotihuacana

El Nopal es un cactus, una planta mexicana cuya existencia se remonta a los tiempos prehispánicos. Descubre su versatilidad y uso, tanto en lo gastronómico como en sus propiedades curativas, leyendo las siguientes líneas.

Leer más »

4 lugares donde comer en Teotihuacán

Uno de los primeros lugares a visitar cuando hacemos turismo por la Ciudad de México es el valle de la ciudad perdida de Teotihuacán a 50 minutos en las afueras del DF. Conocido es que la riqueza gastronómica mexicana abre un mundo de posibilidades a la actividad turística. Después de recorrerla en toda su extensión, lo imperdible es probar la gastronomía y la riqueza de sabores que inunda la cocina teotihuacana: quesadillas, conejo, cerdo, codorniz, carnero, guisos a base de nopal, escamoles, gusanos de maguey y un sin fin de platos exóticos que conforman la rica cocina local. Te invitamos a dar una ojeada a la riqueza gastronómica de la cocina del Estado de México, platillos en donde palpitan sabores ancestrales de los antiguos pobladores conjugados con sabores actuales en una mixtura típica, capaz de complacer al más exigente paladar. 

Leer más »
El angel de la independencia

El Ángel de la Independencia

El Monumento a la Independencia, bautizado coloquialmente como el Ángel de la Independencia, es una columna escultórica que engalana el Paseo de la Reforma, concretamente en la glorieta o redoma confluencia con Río Tíber y Florencia.  Desde su inauguración en 1910 se ha convertido en una imagen icónica de la Ciudad de México y símbolo turístico de exportación que promueve el país. Conoce su historia y las características que la hacen un monumento único y favorito de los turistas para la toma de fotos cuando visitan la capital mexicana.

Leer más »
Historia de la ciudad de Mexico

Historia de la Ciudad de México

La Ciudad de México, antigua Tenochtitlan, DF o como se le bautizó actualmente CDMX, ciudad pujante, es capital de los Estados Unidos Mexicanos o República Méxicana. Es la ciudad con el mayor índice demográfico de hispanoamérica y novena en el mundo. Su ritmo avasallante de crecimiento es un eterno desafío de expansión urbana incontrolable. Su riqueza cultural, sus prolíficos museos, su historia ancestral y sus pintorescos lugares la posicionan en una de las ciudades más interesantes de visitar del continente americano y del mundo. A continuación te adentraremos por los sitios más peculiares que tiene la Ciudad de México para ofrecer.

Leer más »

El Palacio de Bellas Artes

El Palacio de Bellas Artes, antiguo Teatro Nacional, se encuentra ubicado en el centro histórico de la Ciudad de México. Constituye el espacio cultural de promoción de las artes más importante del país por toda la actividad  museística, artística  y musical que alberga en sus diferentes espacios.

Leer más »

Conociendo las Pirámides de Teotihuacán

El complejo arqueológico de Teotihuacán resulta ser el más importante vestigio del pasado precolombino mexicano y quizás el más asombroso del mundo. Esta ciudad conocida por sus pirámides fue poblada desde el año 100 a.C. hasta el 650 d.C. Se encuentra ubicada a unos 50 km de la ciudad de México. Fue el primer lugar del país  nombrado por la UNESCO como patrimonio de la humanidad por toda la riqueza ancestral y cultural que alberga de las primeras civilizaciones que se asentaron en esas tierras. El eje o camino principal de la ciudad, la calzada de los muertos, en dirección norte-sur, conduce al área monumental donde se encuentran los edificios más importantes como son sus pirámides. Adéntrate con nosotros en estas líneas para conocer las Pirámides de Teotihuacán.

Leer más »

Conoce Mexico con nosotros

Coyoacan

Coyoacan

Coyoacan Coyoacán es un barrio emblemático lleno de cultura y riqueza gastronómica. Su centro histórico, enriquecido con cafés, bares, restaurantes, librerías y coloridas fiestas populares,

Leer más »
Soumaya Museum

Museo de Polanco y Soumaya

Museo Soumaya El Museo Soumaya es un sitio cultural que forma parte del proyecto cultural impulsado por la Fundación Carlos Slim. En este espectacular lugar

Leer más »
Chapultepec castillo

Castillo de Chapultepec

Castillo de Chapultepec El Castillo de Chapultepec es uno de los edificios más encantadores y atractivos que existen en la Ciudad de México, por sus

Leer más »
Museum

Museo de Antropología

Museo Nacional de Antropología Considerado uno de los museos más importantes del mundo, el Museo Nacional de Antropología de la Ciudad de México cuenta con

Leer más »
Catedral Metropolitana

Catedral y Palacio Nacional

National Palace El Palacio Nacional y la Catedral es el corazón de la vida cívica y social de la Ciudad de México. Alberga innumerables eventos

Leer más »
Xochimilco

Xochimilco

Xochimilco Pasea por los tranquilos canales del sur de la ciudad con los que se mueven los coloridos barcos.Una visita a los jardines flotantes de

Leer más »